miércoles, 18 de abril de 2018

La publicidad de la cerveza industrial, más fantástica que Star Wars

Que no te tomen el pelo, las cervezas denominadas doble malta no llevan el doble de malta, no se puede hacer una cerveza ahora igual que se elaboraba hace 150 años, criar la cerveza en barricas tiene más años que el hilo negro, todos los lúpulos, levaduras, cereales y agua son siempre seleccionados por el elaborador ahora y desde hace mucho tiempo, aquí y en una galaxia muy, muy lejana. Basta ya de tanto maquillaje, que somos cerveceros, pero no tontos.

A comienzos de este mes de abril, el periodista Miguel Ayuso Rejas (@mayusorejas) publicaba un reportaje titulado «Analizando los anuncios de cerveza» en la web de Directo al Paladar en el que desmontaba cada uno de los eslóganes de las cervezas industriales más importantes de nuestro país (los tenéis allí, yo no les voy a dar más publicidad). Lo leí, releí y no fui capaz de sacármelo de la cabeza. La semana pasada se celebró en el barrio madrileño de Lavapiés una semana dedicada a la cerveza artesana (Artesana Week) y tuve la oportunidad de hablar con muchos elaboradores y distribuidores de este tipo de cerveza, inevitablemente, salió el tema de la publi y la cantidad de medias verdades que nos cuentan las grandes. Os voy a contar lo que he sacado en claro.

martes, 6 de marzo de 2018

Capitán Tabernícola: Las Bacantes 2016

Aunque el griego Eurípides, uno de los dramaturgos más grandes de todos los tiempos, tiene una tragedia dedicada a las adoradoras del dios Baco con el mismo título, no me voy a poner teatral y vamos a eso del descubrir, aprender y probar este tinto de la DO Vinos de Madrid que Carlos Sánchez, un enólogo de los llamados viajeros que también desarrolla proyectos en La Rioja, elabora en Cadalso de los Vidrios.

miércoles, 21 de febrero de 2018

Future Man, por fin un homenaje salvaje a la ciencia ficción ochentera

En esta ocasión vamos a hablar de una serie de televisión, disponible en HBO España desde el pasado mes de noviembre, llamada Future Man (El Hombre del Futuro). A priori no parece atractiva: tiene pinta de ser un poquito casposa y ridícula, el protagonista es un pagafantas y no tenía la menor intención de reencontrarme con el actor que lo interpreta. Siempre pensé que era la típica comedia estúpida de chiste fácil pero, a decir verdad, aunque tiene mucho de esto, es una crítica ácida, salvaje y absurda de cientos de películas y series de ciencia ficción que en muchas ocasiones, rizando el rizo, se convierte finalmente en un homenaje a todas ellas. Se mete con todo sin complejos y sin medias tintas, de la manera más bestia posible, eludiendo lo políticamente correcto, lo que es muy de agradecer en el mundo en el que vivimos. Desde Regreso al Futuro, que es la fuente de donde más bebe, hasta Avatar, pasando por Alien y Terminator. Tiene varios capítulos que van desde el: ¡qué me estás contando!, hasta el: ¡cómo te pasas!, pasando por el: ¡pero qué brutos! En especial me quedó en la retina el monográfico que dedican a uno de los grandes del género, que es, simplemente, una sobrada tras otra. Había quedado con amigos para hacer otras cosas y uno de ellos (que ya la había visto antes) nos dijo: vamos a ver un capítulo de una serie que es la caña a ver si os gusta y, sin poder evitarlo, nos la vimos del tirón en una tarde/noche/madrugada solo haciendo una parada para cenar. Con la excusa de que son capítulos cortitos, de una media hora, su ritmo te va enganchando, poco a poco, y no te suelta en los trece que tiene. Si bien, en los últimos abandona un poco la vis cómica para ponerse seria, un final distinto hubiera sido extraño de otro modo, deja muy abierta la puerta a una continuación (que ya ha sido pactada con Hulu, así que no debemos desesperar).

martes, 6 de febrero de 2018

Capitán Tabernícola: Xangall 2015


Xangall en gallego significa cuidadoso, amoroso. Ese mimo es el que pone en sus criaturas Begoña Troncoso, una ama del vino (ahora está de moda llamarlas damas pero es que Begoña es más ama en lo que a Albariños se refiere, tanto por trabajo como por sentimiento) de la zona del Condado de Tea en DO Rías Baixas. Ella dice que es un albariño tradicional, pero tiene una madurez y un cuerpo que me han roto los esquemas respecto a todo lo que había probado hasta ahora de esta variedad. Lo que es capaz de extraer esta mujer es increíble: suelo y variedad a tope. Xangall es un albariño de color dorado, aroma meloso y paladar de largo desarrollo. Un vino que cuenta muchas cosas, todas interesantes aunque parezca hablar más con acento francés, no en vano, algunos lo denominan el Burdeos gallego.

miércoles, 10 de enero de 2018

Las películas patrias menos y más taquilleras de 2017, año en el que Disney y la fantasía mandan en EE.UU.

Este año me he animado a escribir unas cuantas líneas sobre recaudaciones de cine, en concreto sobre los dineros ganados por dichas creaciones en 2017, ahora que lo tenemos «de cuerpo presente». Siempre que miro estos datos echo en falta los espectadores, ya que con cifras tan mareantes nadie cuenta la gente que ha ido a ver cada película. En las estadísticas globales no aparecen, solo les importa el vil metal. Por suerte, la industria patria sí los contempla en sus datos, así que, a la hora de hacer una referencia al cine español, lo pondré. Hay que tener en cuenta también que solo vamos a hablar de dinero, no de calidad, ni siquiera de la opinión que me suscitan, solo me ceñiré a los números. Como esto se llama Cultura Gutural y nosotros no somos como los demás, os vamos a contar las cosas que nadie ve y de las que nadie está hablado, para continuar con lo que podéis encontrar por ahí en un par de clics.

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Disney Wars refríe el Imperio Contraataca, con una pizca de El Retorno de “los Jedi” y le sale Los Últimos Jedi

Pues aquí estamos de nuevo, dos años después, para reseñar lo nuevo de Disney Wars (para los que no lo sepáis, dejé de llamar a esto Star Wars hace dos años): Los Últimos Jedi (que, por cierto, pasaré a usar el nombre en inglés, no por esnobismo, sino porque la traducción es demencial) y la verdad es que tengo muy poco que decir. Es más, si no llega a ser Star Wars, ni me tomo la molestia de escribirlo, ya que no me parece comentable. Me dejó completamente frío. Ni me pareció mala, ni buena, ni regular; nada. Me dejó con un sentimiento de vacío extraño que todavía intento explicar. Bueno, por suerte, sí puedo responder a la pregunta que me hice hace antes de ver la primera de esta nueva era: ¿despertará la Fuerza o sucumbiremos al Lado Oscuro? Tras tres películas, está clarísimo que lo segundo. La saga ha tomado un rumbo completamente económico donde lo importante es el dólar y poco más. No importa nada que el guión sea absurdo, que lo que estemos viendo solo sea Star Wars en apariencia o que los personajes clave sean ridículos; no importa, sacan tres guiños a las antiguas películas, las viejas glorias y ya todos contentos. Pues no.

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Thor: Ragnarok, el Dios del Trueno sucumbe ante un apocalipsis bufo


En esta ocasión voy a hablar de uno de los estrenos de esta semana: Thor: Ragnarok. Me decidí a verla por las buenas notas que había recibido tras su estreno (8,2 en IMDB; 6,9 en filmaffinity, aunque cuando lo miré eran cifras más altas, supongo que irán bajando). Sabiendo que es la peor «pata» de la franquicia de Los Vengadores no me esperaba nada extraordinario y así fue, ya que a mí me parece una película decepcionante respecto a las críticas que había leído, totalmente hinchadas e inmerecidas por exceso de complacencia. Si bien es la mejor de la trilogía de lejos (no comparto, tampoco los números que le dan a las anteriores por altos: Thíor,7,0 en IMDB; 5,6 en filmaffinity, y Thor: El Mundo Oscuro, 7,0 en IMDB; 5,8 en filmaffinity) tampoco es que sea punto y pico mejor, sino, como mucho, medio punto. Quizá dentro de tres meses las cifras bajen más y se acerquen a lo que yo creo, pero en este momento es lo que hay.