lunes, 11 de enero de 2016

Star Wars VII o como Disney no consigue despertar la Fuerza

Hace un mes dejé abierta una pregunta sobre el Episodio VII de Star Wars en este mismo blog: ¿despertará La Fuerza o sucumbiremos al Lado Oscuro? Mi intención en esta entrada es dar respuesta a aquella pregunta y, además, contaros lo que me ha parecido la nueva entrega de la saga galáctica. Por deferencia a todos aquellos que no os guste que os cuenten cosas o que os hagan spoiler (palabra feísima de por sí), dividiré el post en dos partes, claramente diferenciadas, para que sepáis hasta donde podéis leer sin que os devele nada. Lo primero es la cuestión que teníamos pendiente y, con sinceridad, no lo tengo nada claro. Para mí el Episodio VII es mejor que el Episodio III, pero peor que el V. Sí, es entretenida, incluso divertida, pero en muchas ocasiones no me pareció estar viendo Star Wars, sino Mulan o Kun-Fu Panda. La mano alargada de Disney se nota demasiado e incluso llegué a temerme lo peor: que se pusieran a cantar en algún momento (ya que su banda sonora, y esto sé que va a impactar mucho, es la peor de toda la saga, sin sustancia, sin épica, del montón) algo parecido a Let it go de Frozen o peor.